“Barcelona hace un gol en la última jugada que lo salva del descenso, nosotros ganamos en el Atahualpa 3-1 cuando nos insultaban en las gradas en el primer tiempo porque lo empezamos perdiendo 1-0 y al final, LDU Quito erra un penal cuando iban 3 a 3, si ellos convertían ese penal no se quien descendía ni quien entraba a liguilla ¡Fue una locura!” exclamó Fabián Bustos, actual DT de Barcelona S.C.

 

En una conversación exclusiva con LigaPro, Fabián Bustos nos contó sobre los momentos más emocionantes de su carrera como futbolista y su transición a Director Técnico.

 

 

Hay una imagen donde aparece Fabián Bustos abrazado, casi a las lágrimas, de alguien, el día que el Deportivo Quito salva la categoría en el año 2000. ¿Recuerda esa imagen?

Claro, estuve abrazado con “El Gato” Danielle, que era el entrenador y también lloraba en ese momento. Fue muy duro, estábamos descendidos, faltaban 6 partidos y estábamos abajo 7 puntos de Liga.

 

¿De dónde salió el apodo “El Toro” Bustos?

En Argentina. Un relator, en uno de los primeros partidos que juego, luego de regresar de Uruguay, tuve la suerte de meter los goles y me puso “El Toro”, porque tenía mucha fuerza, mucho temperamento, iba a todas; me puso ese apodo y siguió toda mi carrera.

 

Ustedes como compañeros de Édison Méndez en el D. Quito, ¿se daban cuenta que podría llegar a donde llegó o terminó superando totalmente sus expectativas?

Yo, desde que lo vi, dije siempre que era el mejor jugador que tenía el D. Quito y el que más proyección tenia, después se fue al PSV y toda la campaña que hizo en Holanda… Ya te podías dar cuenta que él era un jugador distinto: tenia pegada, gol, te hacía jugar, llegaba mucho al área y manejaba el equipo.

 

Al Bolillo lo criticaban mucho por convocar a Méndez, cuando todavía no era muy conocido, junto con Marlon Ayoví y Raúl Guerrón, también jugadores del D. Quito. Los 3 terminan ganándose el puesto y el respeto de la prensa cuando Ecuador le gana a Brasil por primera vez.

Fue el 28 de marzo (del 2001), ese día cumplí años. Nosotros (jugadores del D. Quito) vivimos todo eso, de la nada empezaron a convocar a los muchachos y estábamos felices de tener compañeros nuestros en la selección, fue la mejor época. La gente estaba en la calle festejando, muchos desde los carros, que se le había ganado a Brasil, algo que era impensable.

 

Regresando el tema del descenso y la foto que simboliza a Fabián Bustos, debió ser una de las definiciones de descenso más dramáticas que vivimos, ya que uno de 3 equipos importantes de nuestro fútbol iba a descender: Deportivo Quito, Barcelona o LDU Quito. El que terminó descendiendo fue LDU Quito.

Es que nadie pensaba que se LDU Quito iba a descender porque los torneos antes eran de 10 equipos y era mucho más difícil. Ellos tenían un equipazo y la verdad estaba todo dado para que D. Quito o Barcelona desciendan, nosotros los últimos 6 partidos ganamos 5 y empatamos 1, llegamos a la ultima fecha dependiendo de nosotros, con 2 goles ya estábamos el siguiente año en la A y el gol que hizo Barcelona en su partido los metió en la liguilla.

Barcelona hace un gol en la última jugada que lo salva del descenso, nosotros ganamos en el Atahualpa 3-1 (a Espoli) cuando nos insultaban en las gradas en el primer tiempo porque lo empezamos perdiendo 1-0 y al final, LDU Quito erra un penal cuando iban 3 a 3, si ellos convertían ese penal no se quien descendía ni quien entraba a liguilla ¡Fue una locura!

 

Luego de su paso por el Deportivo Quito ¿Qué pasó con Fabián Bustos durante esos años hasta su retiro?

Me fui a Macará primero, porque el D. Quito estaba con problemas dirigenciales, después de eso fui al Manta F.C., ascendimos a mitad de año y me retiré en Deportivo Saquisilí en Serie B

 

Entramos a la etapa de Director Técnico, ¿Cómo se da la primera oportunidad en el fútbol manabita?

Allá en Manabí me llama la familia Estrada, Robert (Cevallos) me dijo alguna vez “Yo te voy a traer a vos como entrenador” y él me llama en el año 2009 para dirigir al Manta F.C. cuando faltaban 12 fechas y también ya estaba casi descendido. Tenia buena relación con ellos y me dijeron que se podía armar un buen proyecto para el siguiente año en serie B y bueno accedí.

 

Yo veo a Fabian Bustos muy preparado, que tiene buena memoria, a pesar de no ser ecuatoriano recuerda bastantes cosas de nuestro fútbol. ¿Esto es normal? O ¿Siempre sintió que era especial en ese sentido?

Ya a los 27 o 28 años empecé a darme cuenta que mi futuro era ser entrenador porque me gustaba mucho, preguntaba y anotaba todo. Tenia buena memoria, recordaba los trabajos y bueno después empecé a analizar el fútbol, así como hace ustedes.

Hay jugadores en la actualidad que están atentos a eso y miran mucho fútbol, Damián Díaz mira muchísimo fútbol y hay otros chicos que no miran mucho. Yo siempre miraba y trataba de saber de todo, tenia una agenda donde tenía anotado todas las categorías del fútbol argentino y siempre anotaba características de jugadores que me llamaban la atención. Era como mi base de datos casera.

 

Hay una etapa difícil en donde, por la buena campaña que hizo como entrenador en el Manta F.C. pasa al Deportivo Quito y luego estuvo en un lapso muy corto entre 3 o 4 equipos. ¿Fue una etapa complicada en la carrera o fue necesaria para dar un salto en algunos aspectos?

 

Es verdad, fue una época de muchas críticas, tomé malas decisiones, me equivoqué. En Deportivo Quito armamos un equipo que fue campeón, en las primeras 15 fechas hicimos el 62% de los puntos, los mismo que hizo Ischia y con eso terminó siendo campeón. La gente piensa que nos fue mal, pero en lo deportivo nos fue bien, perdimos 3 partidos de 15. Me faltó manejo de grupo, experiencia con la dirigencia, hubo actos de indisciplina, tomé decisiones que no le gustaron a la dirigencia y me tocó salir.

Tomé malas decisiones como ir al Imbabura cuando no estaba todo armado para competir en Serie A; mientras me llamaban Manta F.C. y Macará tomo la mala decisión de ir a Técnico U. porque su dirigencia se veía seria y la verdad no se portaron como tenían que portarse. Con tal de trabajar agarré lo que sea y no era la forma.

 

¿Cómo se da esa redención cuando el nombre de Bustos toma fuerza con el ascenso de Delfín S.C. a Serie A, con un equipo que en algunos años con un proyecto serio iba a lograr un campeonato y 3 clasificaciones consecutivas a copas internacionales?

 

Todo fue desde el 2013 cuando dirijo la segunda mitad del año a el Manta F.C., el técnico anterior lo dejo muy mal y lo logramos salvar del descenso. De ahí pase a Liga de Portoviejo con un proyecto importante y se logró un compañón.

Con Delfín S.C. arrancamos en enero del 2015 y salimos campeón de la serie B. Luego seguimos en el 2016 con muchas complicaciones, pasó lo del terremoto y me voy del equipo, regreso como director deportivo en noviembre del mismo año y armamos todo el equipo para la temporada 2017, me piden un DT y traigo a Guillermo (Sanguinetti) por las características de los jugadores. Después ese mismo año me voy a dirigir en LDU Portoviejo pero seguía asesorando al presidente. Regreso ese mismo año a Delfín S.C. como director deportivo en octubre y se pierde la final con Emelec.

En 2018 el DT comienza mal el año, el presidente toma la decisión de sacarlo y ponerme a mí a dirigir, yo quería seguir en mi puesto de director deportivo. Me tocaba jugar con LDU Quito el día miércoles, con Emelec el fin de semana, y con Independiente del Valle ida y vuelta y le dije: “¿Cuántos puntos voy a sacar de estos 4 partidos presi?” y él me dice “Profe no se preocupe, dirija usted” y ganamos los 4 partidos. El resto ya lo saben ustedes.

 

¿Hubo algún momento en el año 2019 donde usted pensó realmente que el equipo podía ser campeón?

Nuestro punto de inflexión fue contra LDU Quito en la final de la Copa Ecuador, fue el mejor partido que tuvimos en esos 2 años y habíamos dominado al rival en su totalidad. La verdad ese día sentimos una amargura enorme por todo lo que se vivió en lo extrafutbolístico, pero al otro día teníamos que entrenar porque ya se terminaba la etapa clasificatoria de la LigaPro y les dije a los jugadores “Muchachos si ayer hicimos lo que hicimos, nosotros estamos a la altura de poder salir campeón. No va a ser fácil, primero tenemos que terminar entre los 4 primeros” y así lo fuimos logrando y le terminamos ganando a Independiente del Valle que venia de ser el campeón de la Copa Sudamericana. Para nosotros se empezó a conseguir el título desde la fecha 30 porque a lo mejor en los 2 partidos finales no lucimos, pero si hicimos muchas cosas buenas antes.

 

El momento más feliz de su vida, hablando en lo deportivo, ¿es el título en el momento en el que Ortiz ataja el penal?

 

¡Si! Me emociono, cada tanto lo vemos con mi esposa, es el mejor momento deportivo indudablemente. Todavía me sigue emocionando, hablo con vos y me emociona.

La verdad pensábamos que íbamos a llegar mejor al último partido en Manta, pero llegamos cansados. Lo de los penales fue una locura, yo lo iba a cambiar a Pedro Ortiz, ya estaba hablado porque habíamos practicado y Denis (Corozo) atajaba mucho más penales que él, pero al final atajó Pedro.


Fecha: 2020-07-06